Vive la magia del Jardín Escultórico de Xilitla

12 junio, 2018 - sistemas

Fuente Imagen: Esteban Romero-Las Pozas de Edward James- Flickr- editada
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Vive la magia del Jardín Escultórico de Xilitla

Enclavado en la selva potosina se ubica un santuario mágico, que conjuga árboles y cascadas con arquitectura surrealista: el Jardín Escultórico de Edward James. Sin duda, una de las bellezas artísticas y naturales de Xilitla, San Luis Potosí. Te decimos por qué debes visitarlo. ¡Toma nota!

 

1.- Conjunto único

Fuente Imagen: Rod Waddington-Las Pozas, Xilitla- Flickr- editada

Fuente Imagen: Rod Waddington-Las Pozas, Xilitla- Flickr- editada

El Jardín Escultórico de Edward James, mejor conocido como Las Pozas, se conforma por más de 30 esculturas y estructuras arquitectónicas, que se ubican a lo largo de 37 hectáreas de selva.

El sitio cuenta con nueve hectáreas de jardín, donde se puede encontrar una amplía variedad de flores, entre las que destacan hermosas orquídeas. Además, ofrece a los visitantes cascadas y pozas de agua cristalina.

En la Huasteca, el artista británico creó la obra de su vida. Hoy, es uno de los puntos obligados para quienes visitan San Luis Potosí, por ofrecer una experiencia única: un viaje entre la naturaleza y el arte, una fusión entre la vegetación y el concreto.

 

2.- Paisaje surrealista

Paisajesurrealista

Fuente Imagen
: Rod Waddington-
Las Pozas, Xilitla- Flickr- editada

Edward James fue un gran benefactor y mecenas del surrealismo, su trabajo en Las Pozas vuelve al sitio la mejor representación de dicho movimiento artístico que existe en México.

Esta corriente afirma que el mundo de los sueños y el inconsciente son fuentes para la inspiración y la creación. En el jardín, los turistas se adentran en un laberinto de fantasía, con edificios que evocan el sinsentido, puertas que dan paso a la nada, escaleras que conducen al cielo y flores de concreto que crecen junto a reales.

Entre las obras más destacas figuran: el  Cinematógrafo, la Casa de don Eduardo, el Palacio de Bambú y La casa de tres pisos que podrían ser cinco.

 

3.- Toque mexicano

Toquemexicano

Fuente Imagen: Esteban Romero-Las Pozas de Edward James- Flickr- editada

La pintora Leonora Carrington plasmó un mural, de 0.90 por 2.55, pintado al fresco, en la casa de Plutarco Gastélum, actualmente convertido en la posada El Castillo (hogar de Edward James durante sus visitas a Xilitla).

Entre 1964 y 1967, creó una figura con rasgos humanos feminoides con cabeza zoomorfa. Por sus características artísticas, la obra se integró de manera natural al entorno surrealista. ¡Un motivo más para conocerlo!

 

4.- Nivel internacional

Fuente Imagen: Esteban Romero-Las Pozas de Edward James- Flickr- editada

Fuente Imagen: Esteban Romero-Las Pozas de Edward James- Flickr- editada

En 23 de noviembre de 2012, el espacio fue declarado Monumento Artístico Nacional por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), por revestir valores estéticos relevantes. Con el nombramiento, ha podido acceder a programas mundiales de protección.

Este 2017 logró ser calificado como uno de los 10 mejores jardines de América del Norte que vale la pena visitar, por el Consejo Canadiense de Jardines y la Asociación Americana de Jardines Públicos.

Actualmente, el conjunto recibe a más de 100 mil turistas de todo el mundo. ¡No esperes más!

 

5.- Sueño inconcluso

Sueño inconcluso

Fuente Imagen: Gerardo Martin Fernandez Vallejo-Las pozas- Flickr- editada

En 1947, Edward James adquirió una  predio cerca de Xilitla, San Luis Potosí, que destinó al cultivo de orquídeas y como hogar de diferentes especies de animales exóticos, entre venados, ocelotes, serpientes y flamencos.

En 1962, después de una helada que destruyó parte de la plantación, inició la construcción del jardín escultórico; sin embargo, la obra se detuvo en 1984, cuando el artista murió. Su mundo quedó inconcluso, pero esto dio un toque de ensueño al jardín, que abrió las puertas al público en 1991.

En 2007 la Fundación Pedro y Elena Hernández adquirió Las Pozas con el propósito de preservar las esculturas y proteger el ecosistema. La organización obtuvo apoyos de Friends of Heritage Preservation (2009) y, en 2010, el espacio logró entrar a la lista de monumentos del World Monuments Fund–Watch List.

 

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter