Un recorrido por la Ciudad a través del tiempo

29 mayo, 2015 - Horacio Comonfort

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Un recorrido por la Ciudad a través del tiempo

 

 

 

Desde el establecimiento de los Mexicas en 1325, siendo esta la capital del Imperio Azteca, a la llegada de los españoles y la creación de un Virreinato en 1835, hasta la imposición de una dictadura por Porfirio Díaz de 1876 a 1910, la ciudad de México siempre ha sido el centro principal, tanto económicamente como culturalmente. Ahora, pleno siglo XXI, México no ha cambiado en este tema, catalogada como ciudad global, la Ciudad de México es uno de los centros financieros y culturales más importantes de América y del mundo. El crecimiento de la ciudad es uno de los más veloces a nivel global, y se espera que su economía se triplique para el año 2020. Por esto y por muchas cosas más, el cambio físico de la ciudad es impresionante, lugares que vemos cotidianamente, antes eran radicalmente distintos. Aquí te dejamos 6 de los más conocidos.

 

 

 

         1 Zócalo

 

1

1.1

 

Su nombre original es Plaza de la Constitución de la Ciudad de México en honor a la Constitución de Cádiz promulgada en 1812, sin embargo, si a alguien le preguntas a esta por este nombre nadie va a saber de qué hablas; Zócalo, sería la palabra indicada. Su localización fue escogida por los españoles para ser erigida sobre lo que anteriormente era el centro político y religioso de México-Tenochtitlan, capital de los mexicas. El zócalo ha sido testigo de innumerables acontecimientos históricos de México y durante cinco siglos ha sufrido cambios en los elementos y edificios que le rodean y le constituyen. La fisonomía actual data de los años sesenta.

 

 

 

         2 Paseo de la Reforma

 

2

2.2

 

Una de las avenidas más representativas y hermosas de México, debido a su profundo significado cultural motivado por la historia de la avenida en sí. Originalmente llamado Paseo de la Emperatriz o del Emperador, ya que su trazo fue encargado por Maximiliano de Habsburgo. No obstante, a la muerte de Juárez, el gobierno de Sebastián Lerdo de Tejada consolidó su actual nombre en honor al proceso conocido como Reforma. Agregando que la avenida es de gran importancia debido a importantes edificios y monumentos que se encuentran en ella como la Bolsa Mexicana de Valores o el mundialmente reconocido Ángel de la Independencia.

 

 

 

         3 Palacio de Bellas Artes

 

3

3.3

 

Este teatro ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México, es la casa máxima de la expresión de la cultura, el teatro lírico más relevante y el centro más importante del país dedicado a todas las manifestaciones de las bellas artes. La Unesco lo declaró monumento artístico en 1987. Su construcción fue encargada por el presidente mexicano Porfirio Díaz al final de su mandato, con motivo de la celebración del Centenario del Inicio de la Independencia de México. No obstante, por  problemas presupuestales y técnicos fueron demorando su conclusión; no fue hasta el 10 de marzo de 1934 que el Palacio de Bellas Artes fue concluido por el arquitecto Mariscal, en el periodo presidencial de Pascual Ortiz Rubio. Desde aquel entonces el teatro ha tenido varias intervenciones en sus estructuras, sobre todo del 2004 al 2010.

 

 

 

          4 El metro

 

4

4.4

Fuente imágenes: bibliotecajuridicaporrua.wordpress.com  y  www.animalpolitico.com

 

El metro del D.F. es el más grande de América Latina y ocupa el quinto lugar a nivel mundial por la extensión de su red, con 12 líneas a lo largo de 226 kms, 195 estaciones y 7 millones de personas que lo usan todos los días. La idea de construirlo viene desde los 50’s, cuando la ciudad tenía alrededor de 4 millones de habitantes, el tráfico comenzaba a incrementarse y el autobús no era suficiente. Sin embargo, ahora la ciudad de México es una de las ciudades más pobladas del mundo, con más de 21 millones de personas. Para el año 2020 se está planeando construir otras líneas, aproximadamente en total 17 líneas del metro y 10 líneas ligeras ferroviarias.

 

 

 

         5 El Ángel de la Independencia

 

5

5.5

Fuente: marcianosmx.com

 

Conocido popularmente como El Ángel, el Monumento a la Independencia, es uno de los monumentos más emblemáticos de Ciudad de México, usado actualmente como un icono cultural, lugar de festejos y manifestaciones nacionales. Ubicado en la glorieta localizada en la confluencia de Paseo de la Reforma, Río Tíber y Florencia. Fue inaugurado por Porfirio Díaz en 1910 para conmemorar el Centenario de la independencia de México. Este ha sido reconstruido en varias ocasiones, sobre todo por los sismos; tras su caída en 1957 y el daño a su estructura en 1985.

 

 

 

         6 Palacio de Hierro (centro)

 

6

6.6

Fuente imagen:  www.latitud21.com.mx

 

Empezó como un cajón de ropa, conocido como “Las fábricas de Francia” en 1850; la callejuela pertenecía a un comerciante llamado V. Gassier, quien se asoció con varias personas para en 1988 comprar un terreno, en lo que eran las antiguas calles de Venustiano Carranza y 5 de Febrero, la idea era construir un edificio que tuviera 5 pisos para instalar la tienda. El impacto de la construcción fue enorme, pues era el primer edificio que se construía en México con estructura de acero y hierro; de ahí el nombre “Palacio de Hierro”. Se construyó a la usanza de los grandes almacenes parisinos de moda en los años veinte, con detalles art déco y art nouveau. Vale la pena conocer su vitral emplomado estilo Tiffany.

 

 

 

          7. Las Torres de Satélite

 

7

 

7.7

Fuente imagen: metatron-galactron.com

 

Las torres fueron el resultado del trabajo colaborativo entre el escultor Mathias Goeritz, el arquitecto Luis Barrragán y el pintor Chucho Reyes Ferreira. Uno de los planes era el de la construcción de siete edificaciones, con alturas de hasta 200 metros, pero debido a la falta de presupuesto, sólo se construyeron cinco que no rebasan de los 60 metros. El resultado fueron cinco cuerpos en forma de prisma, sin techo y huecos. Al momento de decidir el color, la idea original de Goeritz era pintarlas en diferentes tonos de naranja, pero fue persuadid. En un principio los colores fueron blanco, amarillo y ocre, pero conforme pasaron los años fueron cambiando de color.

 

En 1968, Goeritz defendió el plan original de pintarlas de naranja, mientras que en 1989, en el periodo de restauración de las torres de satélite, el mismo escultor definió los colores definitivos como blanco, amarillo, rojo y azul.

 

 

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter