Las 10 comidas más exóticas de México

24 febrero, 2015 - Elizabeth Garcia

portada-articulo
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Las 10 comidas más exóticas de México

 

¡A comer se ha dicho! México es un país de una riqueza culinaria incalculable cuya cultura nos deja recetas asombrosas y productos que no todo el mundo está dispuesto a probar. Pero para eso estamos aquí, para eliminar barreras y prejuicios y entender que cada platillo de cada región tiene una historia un por qué y sobre todo una gama de sabores que se han ido perfeccionando a través del tiempo.

 

1. Chapulines

 

1

 

¡Hay un saltamontes en mi plato! O mil. Que no cunda el pánico, si triunfó un personaje como El Chapulín Colorado no puede ser tan malo este insecto ortóptero que se vende y se come en todo tipo de tamaños. Comprados deshidratados en el mercado o servidos en forma de botana en la cantina de su preferencia eso si bien cargados de limón, chile o chocolate.

 

 

2. Tacos de ojo

 

2

Como suena. No es un juego de palabras ni una metáfora, es un taco de ojo de vaca. Tal cual. Bueno, lo normal es que se acompañe del resto de la cabeza y bien picadito pero, en cualquier caso, la textura cartilaginosa no es apta para melindrosos.

 

 

3. Alacranes

 

3

 

Los zapotecas los consideraban de mala suerte pero otras culturas los consideraban un manjar, el comer alacrán en nuestro país es considerado un acto de valentía ya sea comerlo vivo solo o acompañado bañado en chocolate en cualquier caso esta comida no es apta para cardiacos.

 

 

4. Tacos de cochinada

 

4

Cochi, para los amigos los cuates. Pero ojo, no confundir con la cochinita pibil. A Don Beto se le ocurrió hace unos cuantos años en su ya mítica taquería de la Ciudad de México añadir a un nuevo taco los restos de cecina, chicharrón o longaniza extraídos al rascar la plancha. En principio se bautizó como “shi-shi, basura o porquería” pero al final les gustó más eso de cochinada. Porque amigos, en México no se tira nada.

 

 

5. Quesadillas de sesos

 

5

 

¡Sesadillas! Claro que sí. No hay mucho secreto, una quesadilla típica con huesos de tuétano, epazote, chiles y su buena cabeza de sesos de res. ¡Porque como bien sabemos en el DF todo es una quesadilla!

 

6. Escamoles

 

6

 

Son larvas de hormiga que por tradición prehispánica se ha quedado acentuado en nuestra cultura como un manjar, ya sea cocinados con mantequilla y epazote o incluso acompañados con un buen mixiote, ¡Los escamoles son el caviar mexicano!

 

 

7. Caldo de menudencias

 

7

 

O de inmundicias, qué bonito. También muy típico de Colombia, plato en el que todos los despojos de la vaca o el pollo (mollejas, corazones, hígados…) van a parar a la olla para ser hervidos a fuego lento. Una vez terminado el consomé, mucho cilantro,  ¡por favor!

 

 

8. Tuétano

 

8

 

Será un guisado que imponga a algunos pero el interior de los huesos es toda una exquisitez y una especialidad estrella de nuestra cocina, elevada incluido a los altares de la gastronomía de autor. Al horno y con cenizas, servido con el hueso abierto. O, si no, en taco como decían las mamás el tuétano te ayuda por sus proteínas o por lo menos te quita el hambre.

 

 

9. Huitlacoche

 

9

 

Es evidente que casi todos en algún momento hemos pedido una famosa quesadilla de huitlacoche, pero puede que todavía muchos no sepan el origen y es que nunca va a  dejar de ser un hongo del maíz que, a diferencia de otros países, Nosotros lo aprovechamos para convertirlo en materia prima de máximo sabor. De un bicho de humedad a un producto sutil utilizado en todo tipo de tacos, tortillas y quesadillas. Imprescindible.

 

10. Gusanos de maguey

 

10

 

Desde las bebidas de mezcal con gusanos de maguey típicas de México hasta como botana en algunas de las mejores cantinas del país este platillo es por mucho un gran estandarte de la cocina mexicana un orgullo, ya sea en su versión blanca (Acentrocneme hesperiaris) como en su versión roja (Hypopta agavis). El más interesante y caro es el blanco, larva de mariposa que habita en el interior del cactus maguey y que se fríe o se asa para presentarse en platillo o en tacos con salsa picante

 

 

 

 

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter