5 lugares donde verás las ofrendas más bonitas de México

23 octubre, 2015 - Guadalupe Tovar

5 lugares donde verás las ofrendas más bonitas de México
¿Te ha gustado nuestro articulo?
5 lugares donde verás las ofrendas más bonitas de México

 

 

Para los mexicanos, el 1 y 2 de noviembre son días muy especiales. La tradición refiere que los difuntos regresan de la muerte y conviven con los vivos. Altares cubiertos de flores y papel picado; veladoras que indican el camino a casa; platillos suculentos y una que otra botella de tequila, son las ofrendas que entregamos a los difuntos. Existen altares hermosos, llenos de simbolismo y magia, creados con el fin de complacer y honrar a nuestros muertos. A continuación te presentamos las 5 ofrendas más bonitas de México.

 

 

 

           1.- Michoacán

 

Ofrendas de Michoacán.

 

El día de Muertos en la región Purépecha se celebra de una forma singular, llena de rituales y simbolismo. Durante la noche del 31 de octubre, en la zona del lago de Pátzcuaro los jóvenes de la región, salen a la calle a hurtar alimentos y bebida, con el fin de preparar un altar para los difuntos olvidados, el cual es colocado en el atrio de la iglesia.

 

El 1 de noviembre se levanta el altar dedicado a los niños que han dejado este mundo. Sobre la tumba del difunto, se colocan juguetes, comida, ropa y veladoras. Este último tributo iluminará el camino del menor y lo guiará hacia su familia.

 

Finalmente, la madrugada del 2 de noviembre se honra a los difuntos adultos.  En los sepulcros se colocan arcos de varas entrelazadas, arreglados con flores de cempasúchil. Las tumbas son cubiertas con servilletas bordadas, sobre la cuales colocan cazuelas con alimentos, frutas, pan,  sal, agua, velas y la bebida preferida del finado.

 

 

 

           2.- Morelos

 

Ofrendas de Morelos.

 

En Ocotepec, Morelos, el Día de Muertos comienza la noche del 31 de octubre. Los pobladores salen en procesión rumbo al cementerio, donde se sientan a comer con las ánimas. La atracción principal de esta localidad es el “Cabo de año”. Este altar se realiza en honor a los difuntos que fallecieron recientemente. Recrean el cuerpo y lo visten con ropa nueva. Si era adulto se colocan calaveras de azúcar y su comida favorita. Mientras que a los niños les ponen juguetes y dulces.

 

 

 

          3.- Puebla

 

Ofrendas de Puebla.

 

En la sierra poblana se encuentra Huaquechula, una comunidad que celebra de forma especial a los difuntos.  Sus blancos y monumentales altares son una mezcla de tradiciones prehispánicas y católicas. La celebración inicia a las 2 de la tarde del 1 de noviembre, cuando las campañas de la iglesia comienzan a repicar.

 

Las calles son adornadas con tapetes de flores roseadas con agua bendita, cuya función es guiar a los difuntos. Cabe señalar que los vecinos y turistas pueden visitar los hogares, y hacer una oración frente al altar. Al terminar, los anfitriones ofrecen comida a los visitantes.

 

 

 

          4.- Huasteca Potosina (San Luis Potosí)

 

Ofrendas de San Luis Potosí.

 

Los habitantes de la Huasteca Potosina festejan la llegada de los muertos con gran solemnidad, ya que representa la unión de los vivos con sus antepasados. Durante la noche del 1 de noviembre, Día de Todos los Santos, hacen una velación e incineran las imágenes y el altar.

 

Mientras el fuego ilumina la noche, los teenekes y nahuas  danzan e interpretan cánticos. El día 2 de noviembre se acostumbra llevar ofrendas y flores a los panteones. Se cree que las ánimas de los difuntos permanecen todo el mes, por ello el último día de noviembre se renueva la ofrenda.

 

 

 

          5.- Ciudad de México

 

Ofrendas de Ciudad de México.

 

Tres grandes ofrendas sobresalen en la capital del país.  La primera de ellas es la Megaofrenda en el Zócalo Capitalino, la cual es organizada por el Gobierno de la Ciudad y algunas Organizaciones Civiles.  En segundo lugar tenemos a la tradicional ofrenda de Ciudad Universitaria; la cual es realizada por los alumnos de la Máxima Casa de Estudios.

 

Cabe señalar que esta ofrenda es temática, e incentiva a los participantes a utilizar su imaginación y a trabajar en equipo. En tercer lugar se encuentra  la ofrenda de San Andrés Mixquic. La  celebración comienza el día primero de noviembre, los colonos limpian la tumba, la adornan con flores y ofrecen a los difuntos los alimentos que disfrutaban en vida. La noche del 2 de noviembre, encienden velas y cirios en las tumbas de sus muertos, para que las almas puedan retornar al Mictlán.

 

 

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter