13 lugares que quieres visitar gracias a una imagen

21 mayo, 2015 - Elizabeth Garcia

portada1
¿Te ha gustado nuestro articulo?
13 lugares que quieres visitar gracias a una imagen

 

México es mucho más que las hermosas playas de Cancún, Acapulco o Los Cabos. Si bien estos sitios son reconocidos a nivel mundial como destinos turísticos por excelencia, en el país existen otros lugares que, sin ser tan populares, son muestra fiel de la belleza natural que alberga el territorio nacional y que con sólo mirar una fotografía de ellos te invitan a conocerlos.

 

Algunos de estos lugares parecen sacados de un cuento de hadas o de una historia de ciencia ficción, pero son reales y lo mejor es que se encuentran en México.

 

Aquí te presentamos algunos de los lugares que alberga nuestro país y que seguro querrás visitar sólo con ver la imagen.

 

 

 

       1. Playa Escondida, Nayarit

 

1

 

Ubicada en Islas Marietas, en el Estado de Nayarit, Playa Escondida es un lugar mágico que parece haber salido de una historia de piratas, que si bien está abierto al público el único acceso a este santuario es a través de un túnel submarino que hay que atravesar nadando.

 

Estas islas están deshabitadas y su encanto radica en la gran cantidad de flora y fauna marina ya que es una zona protegida de pesca y caza por el gobierno mexicano.

 

>> Ver Alojamientos en Nayarit

 

 

 

       2. Las Pozas, San Luis Potosí

 

2

 

Es un jardín escultórico surrealista ubicado en Xilitla, San Luis Potosí, creado por Edward James, un excéntrico poeta y artista inglés.

 

El origen de Las Pozas se remonta al año 1947 cuando Edward James, quien vivía en una especie de semi-exilio en México, adquirió una plantación de café cerca de Xilitla, que registró a nombre de su gran amigo Plutarco Gastelum, quien más tarde se convertiría en el capataz de toda la construcción.  Durante los próximos diez años, Edward James utilizó Las Pozas como terreno para la plantación de orquídeas y como hogar de diferentes especies de animales exóticos.

 

En el año de 1962 y después de una helada sin precedentes que destruyó gran parte de su plantación de orquídeas, Edward James comenzó la construcción del extraordinario jardín escultórico que conocemos hasta el día de hoy. El diseño de Las Pozas fue inspirado tanto por sus orquídeas como por la vegetación de la Huasteca Potosina, combinando elementos arquitectónicos tomados del movimiento surrealista en el cual Edward James se encontraba inmerso.

 

>> Ver Alojamientos en Xilitla

 

 

 

 

       3. Cascadas petrificadas, Oaxaca

 

3

 

Ubicadas en Hierve el Agua, Oaxaca. Las cascadas petrificadas fueron formadas por escurrimientos de agua carbonatada que brotan de manantiales en la parte superior de la barranca, las blancas capas pétreas que identifican a esta maravilla natural están a más de 200 metros de altura.

 

El área de manantiales o explanada superior, llamada Anfiteatro, cuenta con pequeñas pozas naturales que han sido aprovechadas para crear una enorme alberca de aguas templadas, y que funcionan como un balneario natural.

 

Originalmente, éste fue un lugar sagrado para la etnia zapoteca, según indican los vestigios de un antiguo sistema de riego de hace más de 2,500 años. Hoy el área cuenta con vestidores, restaurante y cabañas.

 

>> Ver Alojamientos en Oaxaca

 

 

 

       4. Laguna de Bacalar, Quintana Roo

 

4

 

También conocida como laguna de siete colores, localizada al sur del Estado de Quintana Roo, en el municipio de Bacalar.

 

Es un lugar de descanso para desconectarse por completo del estrés citadino y de la rutina diaria; casi no hay complejos turísticos o grandes hoteles, por lo que se puede tener contacto pleno con la naturaleza y disfrutar el ambiente en hamacas y palapas, rodeado de místicas selvas, pero también de adrenalina con sus deportes acuáticos. Para hospedarse en el lugar se rentan algunas cabañas rusticas.

 

>> Ver Alojamientos en Bacalar

 

 

 

       5. Cueva de los Cristales de Naica, Chihuahua

 

5

 

Se encuentran en una mina, al sur del estado de Chihuahua, al norte de México. Las cuevas se descubrieron accidentalmente, debido a las actividades de exploración de la mina que, para poder explotar el mineral, requiere extraer agua caliente mediante un complejo sistema de bombeo. Este sistema drenó el agua de las cuevas y -accidentalmente- se descubrió un extraordinario tesoro natural.

 

La Cueva de los Cristales de Naica se encuentra a 300 metros bajo tierra, poblada de espectaculares y enormes cristales de selenita o “piedra de la luna”, llamada así por su color, brillo y transparencia. Nos muestra su gran belleza, en un ambiente donde la apariencia de hielo contrasta -en la profundidad- con altas temperaturas que alcanzan los 50 grados.

 

Esta maternidad de piedra acogió lentamente el crecimiento de sus cristales al arrullo del agua, el calor, la oscuridad y el silencio durante más de un millón de años.

    

 

>> Ver Alojamientos en Chihuahua

 

 

 

 

       6. Valle de los Monjes, Chihuahua

 

7

 

Dentro de la Sierra Tarahumara, en el estado de Chihuahua, se encuentra el Valle de los Monjes. Este lugar goza de un paisaje sorprendente al contar con una gran cantidad de formaciones rocosas de hace millones de años.

 

Las piedras de material calcáreo son de forma puntiaguda; esto ocurre por el desgaste que existe entre las rocas y el medio ambiente. El agua de lluvia y el aire erosiona las piedras, las cuales toman formas escultóricas que destacan dentro del paisaje y que, como su nombre lo indica, dan apariencia humana con la cabeza cubierta, como los monjes.

 

Cuenta la leyenda que estas formaciones se erigieron durante la creación del mundo. Las rocas no se habían solidificado y eran maleables; de ahí sus perfiles escultóricos.

 

 

 

        7. Santuarios de las mariposas monarca, Michoacán – Estado de México

 

8

 

Desde hace 40 años los bosques de los estados de México y Michoacán son el hogar de la Mariposa Monarca entre los meses de noviembre y marzo. Actualmente son cinco los lugares a donde llegan a invernar estos maravillosos animales que migran desde el sur de Canadá y norte de Estados Unidos, recorriendo cerca de ocho mil kilómetros.

 

Los cinco santuarios, que se muestran sus árboles de oyamel, pino y cedro cubiertos casi en su totalidad por las mariposas, dándoles una apariencia anaranjada son considerados entre las cuatro bellezas naturales reconocidas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en suelo nacional.

 

>> Ver Alojamientos en Michoacán

 

 

 

 

       8. Creel, Chihuahua

 

9

Fuente imagen: radiomil.com.mx

 

Considerado pueblo mágico desde 2007, Creel es probablemente la localidad más visitada de la Sierra Tarahumara, su cercanía a la ciudad de Chihuahua y su estación de ferrocarril, hacen de esta localidad una parada obligatoria para los viajeros que desean tomar un respiro antes de aventurarse hacia la famosa cascada Basaseachi, el lago Arareco, El Divisadero, entre otros bellos sitios.

 

Cuando uno lo visita siente esa magia que irradia su ambiente, al constatar de manera directa la existencia de la raza Tarahumara, con sus costumbres, tradiciones, gastronomía y manera de vestir ancestral, es como iniciar un viaje con destino a el pasado, al encuentro de nuestros orígenes, en donde aun puede verse una civilización que se niega incorporarse a nuestra cultura y de la cual sin duda tenemos muchas cosas que aprender.

 

Por otro lado la magia del pueblo también se encuentra en las Misiones de la época colonial, algunas de ellas aun en funciones, que son mudos testigos del esfuerzo que realizaron y continúan haciendo los frailes para predicar la fe cristina en apartados lugares.

 

 

 

        9. Cenote Dzitnup, Yucatán

 

10

 

Se ubica en el estado de Yucatán. También es conocido como cenote “Xkeken“, que significa cerdo; se le dio este nombre debido a que fue descubierto por un campesino al estar buscando su cerdito y que había caído en el cenote.

 

La entrada a este hermoso lugar es estrecha y el descenso se emprende gracias a unas escalinatas bien labradas en roca que desembocan a un paraje con acceso al único salón de la cavidad.

 

El sol atraviesa una pequeña entrada natural en la parte superior de la bóveda, iluminando el interior y creando así una imagen impresionante con el reflejo del agua. La natación es permitida a los hogareños y a los turistas ya que el agua cristalina y fresca lo permite.

 

>> Ver Alojamientos en Valladolid, Yucatán

 

 

 

       10. Lago de Camecuaro, Michoacán

 

11

 

Se encuentra ubicado en la Ciudad de Zamora de Hidalgo, dentro del Municipio de Tangancícuaro, en el Estado de Michoacán. Se trata de un lago de pequeñas dimensiones, considerado espacio sagrado del Imperio Purépecha.

 

Sus aguas limpias y transparentes, rodeados de bella vegetación, que lo delimita hacen de este lugar un sitio fantástico para hacer contacto con la naturaleza y relajarse.

 

En cuanto al significado de su nombre; Camécuaro quiere decir: lugar de aguas amargas o lugar de hierbas amargas.

 

>> Ver Alojamientos en Zamora de Hidalgo

 

 

 

       11. Cascadas de agua azul, Chiapas

 

12

 

El azul añil del agua, el verde de la vegetación, la brisa constante y el sonido acuático inagotable contribuyen a hacer de este lugar, situado a 133 km de San Cristóbal de las Casas, en Chiapas, uno de los más espectaculares e inolvidables de México.

 

El río Agua Azul desciende su lecho calizo en escalones formando una serie de impresionantes cascadas que crean albercas naturales contenidas por diques calcáreos, los llamados “gours” en la terminología geológica.

 

>> Ver Alojamientos en Palenque, Chiapas

 

 

 

       12. Cañón del Sumidero, Chiapas


13

 

Las rocas que vemos actualmente en las paredes del Cañón del Sumidero, se comenzaron a formar hace unos 136 millones de años a base de sedimentos y minerales de calcio (calizas), el cual es formado por la acción de algunos animales marinos como los corales, esto supone que, en la antigüedad, ésta región del estado de Chiapas estaba sumergida por un mar poco profundo.

 

El Cañón como tal comenzó a formarse gracias a la acción de movimientos tectónicos llamados Horts-Graben; actualmente tiene un acantilado cuya altura va un poco más allá de los mil metros sobre el nivel del agua y se levanta sobre el cauce del río Grijalva, que tiene una profundidad de más de 250 metros.

 

>> Ver Alojamientos en Tuxtla Gutiérrez

 

 

 

     13. Salto de Eyipantla, Veracruz

 

6

 

Se ubica a 12 km de Catemaco, Veracruz. Son unas cascadas majestuosas formadas por el desagüe de Río Grande.

 

De acuerdo con la mitología prehispánica ésta era la casa de Tláloc, el Dios del agua y de las lluvias, quien supuestamente gobernó en Los Tuxtlas.

 

El nombre de esta cascada de 40 metros de ancho y 50 de altura proviene de la palabra eyipantla, que se traduce como salto de tres chorros.  Debido a su majestuosidad este lugar ha servido como locación de varias películas, entre ellas Apocalypto.

 

>> Ver Alojamientos en Catemaco, Veracruz

 

 

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter