Ropa que ninguna mujer debería usar en sus vacaciones

31 agosto, 2015 - América Paredes

¿Te ha gustado nuestro articulo?

Cuando llegan las esperadas vacaciones, primero pensamos en algún destino en dónde descansar y disfrutar, regularmente elegimos ir a la playa; sol, arena y mar ¿Qué más se puede pedir? Y sólo queremos usar nuestros mejores outfits, pero muchas veces no nos percatamos que los mejores son ¡los peores! Checa como no vestir en vacaciones (y tal vez nunca):

 

1. Sandalias de tacón:

Tacones, prohibidos en la playa

Fuente imagen: http://www.suneonline.com

¿De verdad piensan que podrán caminar con tacones sobre la arena? Si caminar descalzo sobre la arena ya es difícil, por favor eviten la pena de caerse o romperse una pierna.

 

2. Sandalias de tacón… con calcetines:

Sandalias con calcetas, ropa prohibida

Fuente imagen: http://m.forocoches.com

Si pensabas que el número uno ya era malo… ¡De verdad les juro que no se ve bien! Tan sencillo que puede ser ponerse unas sandalias cómodas y sin nada de tacón, no se compliquen.

 

3. Tenis sandalias:

Tenissandalias, moda rara

 

Fuente imagen: http://www.baratasnkoutlet.es

O como se llamen, parece que estos dos son tan opuestos que aún no logran llevar una relación en armonía, si no se ven bien en tu espejo… menos en la playa.

 

4. Ropa ajustada:

Ropa ajustada, prohibida en la playa

Fuente imagen: http://kwikspeak.com

No se ve bien en la playa, y simplemente no debería usarse en ningún lugar. Hay prendas que tal vez no nos dimos cuenta y las compramos 3 tallas más chicas. Si es demasiado tarde para regresarla a la tienda, por favor aún no es tarde para dejarla fuera de tu outfit.

 

5. Bolsos:

Bolsos de piel, prohibidos en la playaFuente imagen: http://www.ericdress.com

Los bolsos “de ciudad” (por llamarlos de alguna manera), ¡no se usan en la playa! Eviten las barney-bolsas y la piel.

6. Accesorios:

Accesorios en la playa, prohibidos

Fuente imagen: http://www.1001consejos.com

Por querer tener el bronceado perfecto, a veces olvidamos quitarnos los accesorios ¡recuérdalo! No hay nada peor que un bronceado desastrozo.

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter