Mil cascadas, una experiencia que hará vibrar TODOS tus sentidos

9 diciembre, 2016 - Elizabeth Garcia

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Mil cascadas, una experiencia que hará vibrar TODOS tus sentidos

Viajeros en esta ocasión nos lanzamos de fisgones a descubrir un destino de impacto a solo unos cuantos kilómetros de Taxco. Como hay experiencias que no se pueden contar completamente con palabras hemos decido nombrar a este viaje como una ECOAVENTURA de inicio a fin. ¿Nos acompañas a descubrirla?

 

La llegada:

Para escaparnos a esta aventura tuvimos que madrugar e iniciar desde muy temprano nuestra ruta hacia Mil Cascadas, un rincón ubicado en los límites del Estado de México y Guerrero, a tan solo una hora del increíble pueblo mágico de Taxco de Alarcón.  Después de un trayecto de casi tres horas y dejando el frío de la Ciudad de México atrás por fin llegamos sin tener idea de todas las nuevas experiencias que viviríamos ese día.

Haz click aquí y ve la ruta: http://bit.ly/2h5xCNc

¿Le temes a la oscuridad?

Después de equiparnos con cascos, chalecos ¡y hasta arnés! nos pusimos en camino a nuestra primera parada, que no es por nada, pero a nosotros nos pareció una de las más divertidas. ¿Se imaginan caminar dentro de una cueva con río subterráneo incluido ¡totalmente a oscuras!? Pues nosotros no, así que nos pusimos en manos de nuestro equipo de guías en un recorrido tierra adentro mientras disfrutábamos del escenario subterráneo y el silencio ¡total! Que solo se puede experimentar dentro de este lugar. Y cuando menos lo esperamos ¡pum! Un ruido inesperado nos sorprendió al ver a uno de nuestros guías lanzarse dentro de un agujero negro que para nuestra sorpresa era una poza, sí, ahí, ¡en medio de la oscuridad!

Como somos CERO miedosos y como tampoco había mucho para donde hacerse nos armamos de valor, tomamos aire y saltamos también para caer 5 metros en una poza de agua cristalina.

Por si les queda la duda: SÍ, el agua estaba fría y SÍ es una experiencia que definitivamente recomendamos que hagas al menos una vez en la vida.

 

Y si mejor los alcanzo abajo…

 

Continuando con el recorrido nos fuimos a una de las experiencias más extremas y desafiantes del día; después de echarnos otro clavado en esta poza de agua azul turquesa donde tuvimos que cruzar nadando, del otro lado nos esperaba un paisaje lindísimo, con caídas de agua y escaleras naturales de este líquido que en épocas de lluvia es imposible recorrer caminando.

Cuando pensamos que todo sería miel sobre hojuelas llegamos a una cascada e imaginen nuestra sorpresa cuando nuestros guías nos dijeron que bajaríamos a rappel ¡Por 35 metros! En una de las caídas de agua más impresionantes de lugar.

 

Créannos, fue una experiencia para poner a prueba hasta los más valientes, adrenalina a todo lo que daba, un paisaje que merecía la pena ver desde arriba y por supuesto sostenidos solo por una cuerda que controlábamos manualmente para ir descendiendo poco a poco librando los obstáculos naturales de la pared, con agua corriendo por todos lados, algunas veces para deleitarte con una vista espectacular y a otras para hacer difícil tu camino hacia abajo empapándote de pies a cabeza.

 

¿Saltas conmigo?

Una vez que logramos conquistar el descenso en rappel y pisamos tierra firme nos lanzamos a un recorrido maravilloso por algunas de las mejores pozas naturales del río Las Granadas. Agua azul turquesa corriendo y un bosque mágico eran nuestro escenario de ese día, así que aprovechando el buen clima nos lanzamos (literalmente) a nadar por caídas de 3, 5 y ¡10 metros! Era casi imposible resistirse a disfrutar de la adrenalina de caer en picada y luego sentir el agua mojándote inesperadamente mientras tratas de salir de nuevo a la superficie.

Recomendación: No lo piensen mucho y solo salten.

 

Toma aire y prepárate para subir:

Ya que nos volvimos casi unos expertos en clavados y que habíamos disfrutado de la riqueza de la zona nos preparamos para subir la montaña de camino de regreso. Lo más difícil además de dejar ese maravilloso lugar fue no perder el aliento ya que teníamos un largo camino de subida hacia nuestro punto de partida, por supuesto todo es más sencillo cuando vas disfrutando de la belleza natural del camino. ¡Es un espectáculo mirar para todos lados!

 

¿Hambre?

Nuestra aventura no estaría completa si no hubiéramos podido disfrutar de la gastronomía guerrerense, así que emprendimos nuestro camino a nuestra parada final, Taxco. El hotel MonteTaxco fue nuestro escenario, empezando por un recorrido en teleférico en pleno atardecer llegamos al hotel donde después de un día lleno de emociones pudimos comer algunos de los mejores platillos de uno de los cuatro restaurantes del lugar: El Taxqueño. Con una vista privilegiada de este increíble pueblo mágico platero y música mexicana de fondo nos despedimos de esta aventura, que entre muchas emociones fuertes nos dejó un recuerdo inolvidable que esperamos ¡Se repita!

¿Te animas a ir?

Si estás buscando plan para el fin de semana o si quieres sorprender a tu pareja con un regalo que recordará para siempre aquí te dejamos un enlace de nuestros amigos de Experimenta, una empresa mexicana especializada en crear experiencias en los mejores destinos de México, échale un ojo. Solo da click AQUÍ para consultar esta y más experiencias.

Organizadores:  Experimenta www.experimenta.com.mx

Teléfonos: 5292 – 5707 en la CDMX y desde el interior al 01 800 REGALAR (734- 2527).

Precio: $2,099.00 por dos personas.

Qué incluye:

  • Transporte redondo desde Cuernavaca o CDMX, juntando un mínimo de 4 personas.
  • Cuotas de acceso a la zona de Mil Cascadas.
  • Equipo profesional: Casco, chaleco salvavidas, arnés.
  • Guías profesionales.
  • Seguro contra accidentes.
  • Médico durante toda la actividad.
  • Fotógrafo (+ cargo extra)

Duración: de 4 a 6 horas, dependiendo el tamaño del grupo.

Cómo ven viajeros ¿Quién dice yo?

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter