Los mejores viajes en tren

8 abril, 2014 - Elizabeth Garcia

08-04-2014 12-45-56
¿Te ha gustado nuestro articulo?

Transiberiano

 

De Rusia a China, pasando por Mongolia, la del Transiberiano es la mayor línea férrea del mundo, con 9.288 kilómetros que atraviesan siete zonas horarias, y cuyo recorrido se puede realizar durante 7 días de viaje en varias etapas. Porque el Transiberiano, en realidad, es una red ferroviaria que se construyó inicialmente para conectar Moscú con la provincia rusa más oriental, Vladivostok, puerta de Rusia al Océano Pacífico, y que actualmente cuenta con dos ramales más el Transmongoliano, que va a China pasando por Mongolia, y el Transmanchuriano, directamente a China. ¿Cual eliges?

560px_Transiberiano_ Sergey Prokudin-Gorsky

Orient Express

http://www.vsoe.com/web/vsoe/venice_simplon_orient_express.jsp

 

Si hay una cosa que evoca esta compañía es lujo y exclusividad. No es por nada que el mítico Orient Express ha sido considerado siempre “rey de los trenes y tren de los reyes” desde el mismo momento en que comenzó a cruzar Europa en 1876. El Orient Express se caracteriza por ofrecer un servicio de primera clase para sus pasajeros, entre quienes no faltan pasajeros ilustres, de los que la más conocida es la escritor Agatha Christie, quien situo en el tren una de sus más famosas novelas, Asesinato en el Orient Express una de las más famosas. En su época, el tren viajaba desde y hacia las principales ciudades europeas como Venecia, Roma, Londres, París, Bucarest, Budapest, Viena, Praga y Estambul. En la actualidad, el Orient Express, con una capacidad para 252 pasajeros y once coches-cama construidos entre 1926 y 1931, todo ello elegantemente decorado y cuya esencia transporta a épocas pasadas, cubre diferentes trayectos, siendo el más popular el de Londres-París-Venecia.

560px_Orient Express_ Simon Pielow

 

Rocky Mountaineer Express

www.rockymountaineer.com

 

Las Montañas Rocosas de Canadá y las llanuras semiáridas del valle de Okanagan te esperan en uno de los trenes más famosos del mundo con más de 100 años de historia, y que ha sido elegido durante siete años el ganador a la mejor experiencia de viajes en tren por los World Travel Awards, los oscars del turismo. El Rocky Mountaineer propone un recorrido a través de los espectaculares paisajes de la Columbia Británica en un viaje de dos días de Vancouver a Banff o Jasper. Existen tres tipos de clases diferentes, pero la GoldLeaf del Rocky Mountainer es la que define a la perfección este viaje en tren. Cuenta con vagones cúpula de techos transparentes que permiten contemplar el paisaje desde distintos puntos de vista, todo ello acompañado de almuerzos gourmets preparados por exclusivos chefs a bordo y regados con los mejores vinos y licores.

560px_RockyMountaineer2

 

Hiram Bingham Machu Picchu

www.hiram-bingham.com

 

Su nombre proviene del explorador que redescubrió la ciudadela inca, y es una de esas experiencias que merecen ser vividas alguna vez en la vida. El Hiram Bingham, que cubre el trayecto entre Cusco y Machu Picchu en menos de tres horas, es un lujoso y exclusivo tren que ha sido mencionado como de los mejores de mundo por prestigiosas publicaciones. Decorado al estilo de 1920 con vagones Pullman y con capacidad para 84 pasajeros, el billete da derecho a disfrutar de un servicio exquisito donde tomar un excelente brunch mientras se escucha música andina en directo y se disfruta del paisaje desde el coche-bar observatorio, disfrutar de un recorrido casi en exclusiva por la ciudadela y tomar el te en el exclusivo Machu Picchu Sanctuary Lodge

 560px_HiramBingham

Transcantábrico

http://www.renfe.com/trenesturisticos/transcantabrico.html

 

De San Sebastián a Santiago de Compostela bordeando la costa cantábrica en el tren turístico más veterano de España, y que a día de hoy se ha convertido en un auténtico cinco estrellas sobre raíles. ¿Qué nos ofrece? Gastronomía, a cargo de los más reputados chefs del norte de España, paisaje y cultura, todo el contraste y la belleza que caben entre País Vasco y Galicia, y glamour, mucho glamour en una travesía en el tiempo a bordo de los míticos coches Pullman, auténticas joyas del patrimonio histórico-ferroviario que hoy son salones del tren. Durante siete noches y ocho días, el Transcantábrico se convierte en un hotel que se mueve y desde el que despertarse cada mañana desde la suite contemplando un paisaje diferente. Para los insomnes, el tren permanece cada noche en la estación para que conciliar el sueño sea más fácil, pero si no se puede dormir se puede dar un paseo por la localidad en la que se encuentre o disfrutar de las jornadas de ocio que cada noche ofrece el tren después de la cena a bordo.

560px_Transcantabrico

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter