Descubre la escatológica Navidad de los catalanes

14 diciembre, 2016 - Marcel Sanromà

¿Te ha gustado nuestro articulo?

Se acercan las fechas más fraternales, amables y familiares del año. Salvo por el frío. Se acerca la Navidad, y mientras montones de fieles se preparan para celebrar las mañanitas a la Guadalupana, se acerca también el momento de instalar nuestras escenas de la Natividad en casa, los entrañables pesebres, con su vaca, su buey, María, José, el niño Jesús y los tres reyes magos.

Sin embargo, en otras partes del mundo, las escenas del pesebre son ligeramente distintas. Y aquí es donde queremos hablarles de dos tradiciones navideñas típicas de Cataluña, en el noreste de España, que destacan por ser únicas y francamente sorprendentes. Por supuesto, sorprendentes para cualquiera que no sea catalán.

 

1 – El caganer

Fuente imagen: ccma.com

Fuente imagen: ccma.com

Y es precisamente en el pesebre donde encontramos el primero de los dos elementos que forman parte del escenario típicamente catalán: El caganer. Básicamente se trata de una figurita en posición de cuclillas, ataviada con la vestimenta tradicional catalana, con los pantalones bajados y depositando, sobre la base, una perfecta mierda, enroscada y marrón.

Fuente imagen: lamputtsonland

Nadie sabe cómo empezó la tradición de agregar un señor defecando en los pesebres catalanes, pero el hecho es que la brillante idea se remonta a hace casi 300 años, aunque no fue hasta el Siglo XIX cuando la práctica se popularizó.

fuente imagen: Panoramio

La Natividad catalana no está completa sin un caganer, y hoy en día es posible decorar la escena de la llegada del niño Jesús al mundo con múltiples personajes en cuclillas y cagando. El presidente Peña Nieto todavía no ha llegado a los estantes de las ferias de ‘caganers’ en Barcelona, pero sí es posible ver a Darth Vader, a Barack Obama, a Messi, al papa Francisco o, en las novedades de esta Navidad, Pikachu o Donald Trump.

 

2 – El tió

Flickr-Caga Tió-Valerie Hinojosa-editada-http://bit.ly/2hsCABo

Flickr-Caga Tió-Valerie Hinojosa-editada-http://bit.ly/2hsCABo

Y esto también se trata de cagar. Sí, la escatología es parte esencial del peculiar humor catalán. Pero aquí lo que se defecta son regalos. El tió es un tronco al que se le dibuja una cara en un extremo y que caga regalos para los niños.

En realidad, el tió no es exclusivamente catalán, también se conoce en regiones colindantes como Aragón, Valencia u Occitania, en Francia. Pero es en Cataluña donde la tradición está más arraigada.

Fuente imagen: todobarcelona

Fuente imagen: todobarcelona

Típicamente, desde el 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción, el tió se ubica en la sala de la casa, se le tapa con una manta para que no pase frío y se le alimenta con frutas. Así es hasta el día de Navidad, cuando, en la celebración familiar, el tió hace su aparición estelar. Mayores y niños entonan una típica canción para hacer cagar al tronquito, aunque, en realidad, lo que paree convencerle son los numerosos madrazos que los niños le propinan con bastones al ritmo de la música.

Fuente imagen: arepaclimbing

Fuente imagen: arepaclimbing

Y si a alguien le parece violento, tenga en cuenta que antaño se quemaba al tió después de que cumpliera su misión. Hoy en día, el tronco sonriente ocupa un espacio en algún armario o clóset de la casa, aguardando su momento estelar. Se le tiene cariño, como al caganer, porque, al fin y al cabo, son únicos y excepcionales en todo el mundo.

 

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter