7 Destinos hippies en México

19 junio, 2015 - Elizabeth Garcia

¿Te ha gustado nuestro articulo?

 

 

Hace ya algunas décadas se vivió un fenómeno social, que nació en Estados Unidos, y que se extendió a diversas latitudes del mundo, propagando una ideología anarquista no violenta, la preocupación por el medio ambiente y el rechazo al materialismo. Se trata del movimiento hippie, que tuvo su auge en la década de los 60’s, y que hoy medio siglo después sigue teniendo adeptos, aunque en menos magnitudes.

 

A pesar de que esta corriente ideológica, que para muchos se convirtió en una verdadera forma de vida, se dio con más fuerza en Estados Unidos y Europa, México también fue testigo de este fenómeno, que prevalece hasta ahora. Los hippies, caracterizados por vivir una vida tranquila, relajada y sin preocupaciones, frecuentan sitios en donde no haya gran afluencia turística y puedan estar en contacto con la naturaleza. De esta forma, las maravillas naturales y pequeños pueblos ancestrales que posee México, alejados del turismo tradicional, se han convertido en uno de los destinos favoritos de los hippes nacionales y extranjeros; éstos son algunos de ellos.

 

 

 

        1.- San Cristóbal de Las Casas, Chiapas

 

4

 

Es considerada una de las ciudades más románticas y tranquilas del mundo, reconocida como Pueblo Mágico, cuya riqueza radica en su diversidad étnica y tradición colonial, que muestra sus tesoros arquitectónicos en diversas edificaciones de los siglos XVI, XVII y XVIII.

 

Hoy día la ciudad de San Cristóbal de Las Casas es una de las más bellas y originales de México y Centroamérica, por la evocadora imagen colonial que ha conservado en su centro histórico y el arraigo a sus tradiciones, a pesar del paso de los siglos.

 

La buena vibra, tranquilidad y armonía del pueblo concentra un sin número de artesanos, pintores, fotógrafos, escultores, músicos, hippies, mochileros, viajeros, mundanos y turistas de distinta índole, todos enfocados en disfrutar de la cultura e historia que tiene este lugar.

 

>> Encuentra alojamientos en San Cristóbal de las Casas

 

 

 

        2.- Puerto Escondido, Oaxaca

 

3

 

Puerto Escondido es una ciudad y puerto mexicano del estado de Oaxaca, que a principios del siglo se trataba solo un pequeño pueblo de pescadores cuyo puerto se utilizaba para la exportación de café. Durante esa época, la localidad sufría de una falta grave de agua potable, a pesar de la cercanía del río Colotepec. Por esta razón, la mayoría de los pobladores decidieron abandonar el pueblo.

 

Fue hasta 1960, cuando se construyó la carretera 200 que conecta a las ciudades costeras de Oaxaca y Acapulco, cuando varios surfistas y turistas extranjeros comenzaron a encontrarse con las tranquilas playas de Puerto Escondido, caracterizado por inmensas olas para surfear.

 

A raíz de ello, lo llevó a consolidarse como uno de los destinos favoritos en México para los hippies, ganando cada vez más popularidad por la playa de Zicatela, que hoy en día cuenta con diversos bares y restaurantes sobre la playa, tiendas de artesanías y pequeños hoteles con precios muy accesibles.

 

>> Encuentra alojamientos en Puerto Escondido

 

 

 

        3. Malinalco, Estado de México

 

malinalco

Fuente imagen: www.eluniversal.com.mx

 

Es un Pueblo Mágico ubicado en el Estado de México, a 70 km. de la ciudad de Toluca y a tan sólo dos horas y media de recorrido en automóvil desde la Ciudad de México.

 

Este lugar reúne hermosos paisajes naturales, interesantes historia  y un destacado legado arquitectónico, además su clima cálido y húmedo todo el año que ha atraído a varios residentes de la capital mexicana, donde han establecido sus casas de fin de semana en este lugar.

 

Malinalco es un destino lleno  de misticismo, donde parece que el tiempo transcurre lento y silencioso, considerado un gran centro energético, donde se aprecia un increíble panorama desde el Cerro de los Ídolos, su zona arqueológica. Estas características, han popularizado el destino entre los hippies y turistas que gustan de un ambiente de paz y tranquilidad.

 

>> Encuentra alojamientos en Malinalco
 

 

 

           4.- Todos Santos, Baja California

 

6

 

A 73 km hacia el norte de Cabo San Lucas se localiza Todos Santos, un lugar considerado Pueblo Mágico y muy peculiar en México, ya que se ubica a mitad del desierto colindando con el mar del Pacífico. La mayor atracción para los hippies hacia este lugar es porque posee olas ideales para practicar el surf.

 

Todos Santos es una pequeña ciudad que alberga una próspera comunidad artística y cultural, paraíso para los surfistas y refugio para los hippies, pintores y amantes de la playa.

 

>> Encuentra alojamientos en Todos Santos

 

 

 

          5.- Tepoztlán, Morelos

 

tepoz

Fuente imagen: tripwow.tripadvisor.com

 

Es una localidad del norte del estado de Morelos, muy cerca de la Ciudad de México y famoso por los restos de la pirámide construida en la cima de la montaña el Tepozteco y por los exóticos helados preparados por la gente del pueblo, así como sus artesanías.

 

Tepoztlán es considerado como un lugar místico ya que sus tradiciones aún se respetan por los mismos habitantes; un destino visitado durante todo el año por cientos de turistas, entre ellos muchos hippies debido a que es considerado uno de los principales centros energéticos de México.

 

La buena energía engalana el lugar, y eso se aprecia en los sitios de interés de los visitantes: como los spa, tratamientos esotéricos y algunos centros de meditación que te ofrecen sus servicios para estar en armonía interna.

 

>> Encuentra alojamientos en Tepoztlán

 

 

 

        6.- San Pancho y Sayulita, Nayarit

 

2

 

Se trata de dos pueblos concurridos por hippies en las playas de la Riviera Nayarit. Asimismo habitados por muchos extranjeros retirados, principalmente estadounidenses y canadienses,  quienes en su mayoría fueron hippies en la década de los 60’s y que llegaron a estas playas en busca de buenas olas para surfear y vivir en tranquilidad.

 

Si bien estos dos destinos se popularizaron no  hace más de cinco años, aunque Sayulita y San Pancho eran ya muy famosos, al menos para los hippies de E.U. y Canadá, quienes solían arribar a estos destinos para vacacionar en el verano.

 

Sayulita no es precisamente una playa de postal, pero su principal atractivo fueron sus olas, eso motivó a algunos hippies extranjeros a asentarse definitivamente en el lugar convirtiéndolo, en el reino hippie de México. En tanto, San Pancho es un silencioso pueblo con calles empedradas y casas de colores, que antiguamente vivía de la extracción de aceite de coco, y que ahora, cada vez más, está viendo cómo llegan turistas, sobre todo canadienses, a pasar largas  temporadas frente a su extensa playa de arenas cafés, también con buenas olas para el surf.

 

En estos dos lugares todo es muy surfer y hippie, con una mezcolanza entre pequeños bares en la playa con tiendas de diseño y pequeñas boutiques en el centro donde los precios pueden ser realmente elevados.

 

>> Encuentra alojamientos en Sayulita

 

 

 

        7.-Real de Catorce, San Luis Potosí

 

1

 

Está enclavado en el corazón de la sierra de Catorce, en el estado de San Luis Potosí, al norte de México. Se encuentra a 2750 metros de altitud y la principal vía de acceso es a través de un túnel de 2300 metros de longitud. Se fundó en el año de 1779 debido al descubrimiento de ricas minas de plata, lo cual motivó a que una multitud de mineros y aventureros llegaran al lugar en busca de suerte, desatándose una verdadera fiebre de la plata en medio de condiciones totalmente desfavorables ya que el lugar era inaccesible, no existían caminos, no había agua y los abastecimientos eran difíciles.

 

En 1910, a causa de la Revolución, se suspendieron los trabajos definitivamente y Real empezó a despoblarse; seis décadas después, cuando parecía que el lugar quedaría en el total abandono comenzó a ganar fama por el peyote, que atrajo a miles de personas de todo el mundo en busca de revelaciones y alucinaciones.

 

Hoy es considerado uno de los Pueblos Mágicos del país y recibe recursos por parte del gobierno federal para preservar el encanto de este lugar, que sigue siendo visitado por centenas de personas en búsqueda del famoso cactus.

 

>> Encuentra alojamientos en Real de Catorce

 

 

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter