5 gentilicios chuscos que nadie quisiera tener

10 septiembre, 2015 - Marcelo Lagos

¿Te ha gustado nuestro articulo?

 

 

Nuestro mundo y sus sorpresas nunca se detienen. En esta ocasión vamos a hacer un recorrido por algunos de los gentilicios más divertidos y curiosos. Las historias que dieron origen a sus nombres ya han quedado muy atrás, y hoy sólo hemos heredado la gracia de sus nombres.

 

Te invitamos a conocer este humilde homenaje para los habitantes de estos atractivos y curiosos lugares.

 

 

 

         1. Chingadenses

 

La Chingada.

 

En México se registran 12 comunidades que portan el nombre de La Chingada. Éstas se encuentran en los estados de Campeche, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Tamaulipas y Veracruz. Todas ellas poseen una población ínfima, y sus habitantes reciben el nombre de chingadenses. ¿Será que ellos preferirían que los llamaran chingones?

 

Si algún día te dicen que te vayas directito a La Chingada, no te olvides preguntar que a cuál de las 12 que tenemos en México quieren que vayas.

 

 

 

        2. Hidrocálidos

 

Aguascalientes.

 

Hidrocálidos es uno de los nombres con que se les denomina a los habitantes del estado mexicano de Aguascalientes, aunque también se les conoce con los gentilicios de aguascalentense, aquicalidense, acuicalidense y termapolitano. Pero al parecer, “hidrocálidos” es el que más nos ha gustado.

 

 

 

        3. Pelotenses

 

Ciudad de Pelotas.

 

Si alguna vez te has preguntado cómo se sentiría el caminar por la calle en pelotas, te recomendamos buscar pasajes para el sur de Brasil, donde podrás descubrir lo que se siente recorrer las hermosas calles de la ciudad de Pelotas junto a los pelotenses. ¡Seguro sentirás mucha comodidad y libertad!

 

 

 

        4. Salsipuedenses

 

Salsipuedes.

 

En Córdoba, Argentina, existe un pueblo cuyo nombre pareciera dejar en duda tu posibilidad de salir de aquel lugar, Salsipuedes. El origen de este nombre sólo está rodeado por leyendas; pero lo que sí está comprobado es que su nombre es curioso, ¡y más aún su gentilicio! Salsipuedenses.

 

 

 

        5. Putaendino

 

Putaendo.

 

Este pequeño poblado chileno, cuyo nombre original, Putraintú, que significa “manantiales que brotan de pantanos”, fue castellanizado simplemente como Putaendo, logrando hacer reír a más de uno, y no es difícil entender por qué.

 

 

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter