3 templos de oro que te dejarán sin palabras

29 julio, 2016 - Kiev Murillo

Fuente: www.thousandwonders.net
¿Te ha gustado nuestro articulo?
3 templos de oro que te dejarán sin palabras

Durante la época colonial, México se convirtió en uno de los sitios donde el arte barroco se expresó en toda su plenitud. Los ejemplos más claros de esta corriente artística pueden apreciarse en los templos religiosos, donde escultores, pintores y arquitectos, exaltaron el carácter de esta corriente a través de la ornamentación expresiva y recargada de detalles.

México cuenta con verdaderas obras maestras del Barroco, las cuales, además de sorprenderte con su estilo, te dejarán sin palabras al observar el lujo y la riqueza de sus capillas e iglesias bañadas en oro. Aquí te decimos cuáles son las más impactantes.

 

  • Capilla del Rosario.

Capilla del RosarioFuente imagen: ntrzacatecas.com

La capilla del Rosario se encuentra en la ciudad de Puebla y forma parte de un anexo del Templo de Santo Domingo. Su construcción data del siglo XVII y es atribuida a la orden Dominica. El impacto visual que genera ingresar a la capilla es comparable con la sensación de estar en una gran bóveda repleta de tesoros, y no es para menos, pues gran parte de sus paredes tapizadas con figuras de querubines están recubiertas por láminas de oro de 22 kilates. En el centro de la capilla observarás un sagrario con la imagen de la Virgen del Rosario flanqueada por hermosas columnas de ónix, también conocido como “el mármol mexicano”.

La ornamentación incluye pinturas del artista José Rodríguez Carnero donde se narran pasajes de los misterios del Rosario. La belleza de la capilla la ha llevado a ser considerada la octava maravilla del mundo y sin duda es uno de los sitios que no puedes perderte en el centro histórico de Puebla.

 

  • Iglesia de San Francisco Javier.

Iglesia de San Francisco JavierFuente imagen: picssr.com

El ex Colegio Jesuita de San Francisco Javier, actual sede del Museo Nacional del Virreinato, atesora en su iglesia 10 retablos bañados en oro creados en conjunto por el pintor Miguel Cabrera y el escultor Higinio Chávez en 1753.

Cada uno de los retablos está dedicado a distintos santos como San Ignacio de Loyola, la Virgen de Guadalupe, San Francisco Javier y San Juan Nepomuceno, entre otros.

Dada la riqueza y complejidad estética de su decoración interior y exterior, este templo dorado es considerado una de las máximas muestras del arte Barroco Churrigueresco en América.

 

  • Basílica de Nuestra Señora de Ocotlán.

Basílica de Nuestra Señora de OcotlánFuente imagen: picssr.com

Este templo, ubicado en el estado de Tlaxcalafue construido en 1687 asombra desde que se observa a la distancia con sus esbeltas torres y su hermosa fachada blanca de argamasa llena de detalles y figuras en donde sobresalen la Vírgen Inmaculada o Mujer del Apocalipsis, flanqueada por siete arcángeles.

Pero el tesoro más impresionante de la basílica se encuentra oculto a la vista de los feligreses que acuden a escuchar misa. Se trata del camarín de la Virgen, un espacio donde se resguarda la imagen de Nuestra Señora de Ocotlán detrás del altar principal.

La decoración fue autoría del artista indígena Francisco Miguel Tloyoltehuanintzi. Al contemplar la ornamentación del camarín te quedarás deslumbrado, especialmente cuando tu mirada se dirija hacia la pletórica belleza de su techo abovedado, salpicado de oro y una infinidad de esculturas incrustadas que evocan las imágenes de Jesucristo y sus Apóstoles, así como de otros santos.

 

 

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter