10 rincones claustrofóbicos que no puedes perderte

24 marzo, 2015 - elizabeth

PORTADA
¿Te ha gustado nuestro articulo?

 

Hay lugares asombrosos que provocan asfixia. El planeta es suficientemente grande como para incluir rincones imposibles que hacen muy complicada la vida diaria, el paso a pie, la filtración de los rayos del sol. Desfiladeros, cuevas, túneles, bosques y hasta formaciones urbanísticas son nuestro siguiente objetivo. Nos perderemos en su interior y respiraremos hondo. No hay que ponerse nervioso, hay que disfrutar del momento.

 

1-Casas colmena de Hong Kong (China)

 

1

 

Es, seguramente, el ejemplo más representativo de urbanismo extremo con resultado inminente de claustrofobia. Una ciudad superpoblada en una superficie muy reducida ha conducido a construir estas viviendas colmena; fotografiadas por el alemán Michael Wolf. No es ciencia ficción clásica sacada de las mentes visionarias de H. G. Wells o George Orwell. Es la realidad de una vida marcada en vertical por la excesiva densidad urbana de nuestro tiempo.

 

2-Tunnel of Love (Kleven, Ucrania)

 

2

 

Turno de la naturaleza. Ahora que llega la primavera, ésta vieja vía férrea se recubre de maleza creando un paseo de unos tres kilómetros llenos de encanto y surrealismo. Sin embargo, a los alérgicos se les harán eternos porque apenas hay salida. Menos mal que por ahora ya no pasa el tren…

 

3-Reserva natural de Tsingy de Bemaraha (Madagascar)

 

3

 

De nuevo la acción de la Madre Tierra. Esta vez, en exóticas latitudes que deparan paisajes de pura irrealidad. Son los tsingy, formaciones de roca caliza que se elevan como afiladas agujas, dejando en su base intrincados pasadizos y pasos en penumbra entre los que casi resulta imposible moverse. Un espectáculo lleno de peligros y, si no se está preparado, de angustia.

 

4-Canal de Corinto (Grecia)

 

4

 

El dato: 21 metros de ancho en la parte más estrecha de este cañón, considerado un canal histórico -el emperador Nerón ordenó su excavación en el año 67 d.C., aunque la obra se concretó a finales del siglo XIX- desde que conecta los mares Egeo y Jónico y separa el Peloponeso del resto de Grecia. Son seis kilómetros de impactante crucero, aunque los buques de gran tonelaje deben ser asistidos por un barco remolque. Con cuidado, amigo capitán, con cuidado…

 

5-Red europea de túneles de la Edad de Piedra

 

5

 

Cuevas y pasadizos subterráneos hay muchos, pero pocos como este descubrimiento que nos evoca a asentamientos neolíticos. Se trata de una red masiva de túneles bajo tierra que recorre Europa desde el norte de Escocia a Turquía, en el Mediterráneo. Muchos de estos agujeros no miden más de 70 cm. de ancho, lo suficiente para que una persona de la época -un hombre de la Edad de Piedra- pudiera arrastrarse a través de ellos. No parecen las mejores vacaciones…

 

6-Larung Gar (Tíbet, China)

 

6

 

Un ejemplo algo diferente al de la aglomeración de la ciudad de Hong Kong, pero igualmente chocante. Al contrario de lo que pueda parecer, este valle tibetano estuvo virgen hasta que, en 1980, el Lama fundó el Instituto Shertar para el estudio del budismo. A partir de entonces, se pobló de monjes que tuvieron que construir sus viviendas aprovechando al máximo el espacio de las laderas. El resultado es un poco agobiante, sí, pero un agobio con mucho color y mucha paz interior.

 

7-Escalante National Monument & Slot Canyons (Utah)

 

7

 

Uno de los accidentes geográficos más fotografiados del mundo. Este sistema de cañones rojizos se ha ido esculpiendo a lo largo del tiempo, formando grietas casi inaccesibles. Algunas brechas son tan estrechas y, por tanto, tan peligrosas que puede quedar uno atrapado entre sus paredes. Si no, que se lo pregunten al escalador Aron Ralston que tuvo que amputarse un brazo para liberarse de su caída y en cuyo suceso se basó la peli de Danny Boyle: 127 horas; aunque aquel, fuera el vecino Parque Nacional Tierra de Cañones. La historia no da las mejores referencias, pero el lugar no puede ser más asombroso.

 

8-Túneles de Cu Chi (Saigón, Vietnam)

 

8

 

Una de las atracciones más importantes de la ciudad es esta red de túneles construidos en la Guerra de Vietnam para servir de almacén, transporte, defensa y combate de las guerrillas del Viet Cong. Por supuesto, se pueden recorrer si el visitante no padece de lumbago. También aquí la historia es algo escabrosa, pero la sensación opresiva de estar enterrado en roca viva es toda una experiencia. El turismo es el turismo.

 

9-The Stone Forest (Yunnan, China)

 

9

 

Como el de Madagascar, el bosque petrificado. En vez de árboles -inertes-, rocas basálticas que apuntan al cielo. Desde arriba, las estalagmitas descubiertas casi parecen pinchar la retina y, desde abajo, el sol empieza a sombrear conforme el temerario paseante se interna en lo desconocido. Un laberinto sin igual en el que no conviene perderse involuntariamente.

 

10-Parliament Street (Exeter, Inglaterra)

 

10

 

Para finalizar, una rareza urbana. La que está considerada por el orgullo inglés como la calle más estrecha del mundo, de apenas 64 cm. en su punto más delicado. Fue originalmente bautizada en el siglo XIV como Small St. (¿por qué será?). Un secreto, aquí entre nosotros: en realidad la calle más estrecha que existe hay que encontrarla algo más lejos, en la ciudad alemana de Reutlingen.

 

 

 

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter