10 razones para ir a la Feria de la piñata en Acolman

10 diciembre, 2015 - Cecilia González

Algarve
¿Te ha gustado nuestro articulo?

 

 

¡¡ Dale, dale, dale, dale, no pierdas el tino, porque si lo pierdes, pierdes el camino!! Los cantos navideños, pero sobre todo, las piñatas son maravillosas, las hay de todos los colores, tamaños y figuras. Pero… ¿Sabías que existe una feria dedicada especialmente a estas artesanías?

 

Sí, la Feria de la Piñata existe, y está por celebrarse del 17 al 20 de diciembre de 2015, en el municipio de Acolman Estado de México. Por ello, te presentamos 10 razones por las que no te la puedes perder.

 

 

        1.    No es muy cara

feria-de-la-piñata

Fuente imagen: elpapeleritoparral.com

 

Al ser una feria, no tienes que desembolsar más que el dinero que implique el traslado o los antojitos. Por lo que sin ningún problema, puedes invitar a toda tu familia a admirar la elaboración de piñatas, y disfrutar de conciertos, teatro del pueblo, presentaciones de lucha libre, bailes populares, su exquisita gastronomía y muchas cosas más…

 

 

 

        2.    Facilidad para llegar

ubicación-de-la-feria

Fuente imagen: 3.bp.blogspot.com/-K_MCdqJw3vc

 

Ya se comentó que esta feria es muy económica. Pero si esto aún no te convence, tal vez la ubicación sencilla de este municipio del Estado de México si lo haga. Por ejemplo, si te ubicas en la Ciudad de México debes tomar la autopista México Pachuca y en el transcurso de 35 Km se encuentra la desviación hacia la carretera México – Tulancingo que conduce para entrar al poblado de San Agustín Acolman.

 

En transporte público se puede llegar por Ciudad Azteca, tomando el Mexibús hasta la estación Central de Abasto, en donde se encuentra una ruta de camionetas que en 20 minutos llegan al municipio. Otra forma de llegar desde la Ciudad de México, es tomando la avenida de los Insurgentes con rumbo a Indios Verdes hasta llegar a Ecatepec, de ahí, continua por la autopista número. 132 hacia Tulancingo–Pirámides, y se sigue hasta encontrar el poblado. Desde Pachuca puedes tomar la carretera número 105 con rumbo a Venustiano Carranza, y seguir por la carretera número. 132 hasta llegar al entronque a Santiago Tolman y de ahí a Acolman.

 

 

 

         3.    Acolman es cuna de las piñatas

Acolman

Fuente imagen: xgusto.com/eventosxg

 

Una razón más para visitar la Feria de la piñata es su historia. Según se cuenta, la piñata llegó a México en el siglo XVI, por medio de los españoles. Se dice además, que surgió hace miles de años en China, pero el viajero Marco Polo la introdujo a Italia donde inició la tradición de regalar ollas de barro llenas de regalos a los trabajadores agrícolas durante las fiestas de Cuaresma. Sin embargo, los evangelizadores del Nuevo Mundo, adaptaron esta práctica a las celebraciones decembrinas, atribuyéndole un significado distinto: romper la piñata para “destruir los pecados”, tapando los ojos en representación de que “la fe tiene que ser ciega”.

 

Acolman, es la cuna de la industria de producción de piñatas, ya que fue en el Ex Convento de San Agustín donde se elaboró la primera piñata tal como hoy la conocemos. A la olla de barro traída por los misioneros, se le agregó papel de china de colores para hacerla más vistosa y representar a los placeres superfluos, y se le agregó siete picos que simbolizan los pecados capitales.

 

 

 

        4.    Artistas invitados

musica

Fuente imagen:  arterial.mx

 

Como todas las grandes ferias de México, ésta no podía dejar a un lado los espectáculos artísticos de diferentes géneros. Por ello, del 17 al 20 de diciembre se presentarán en la explanada principal de Acolman los siguientes invitados musicales:

  • Jueves 17 de diciembre: Súper Grupo Colombia, Gripo Comienzo
  • Viernes 18 de diciembre: Conjunto África, Internacional Gema
  • Sábado 19 de diciembre: La Lupita, Los Daniels, Ganja
  • Domingo 20 de diciembre: Santaneros de Pepe Bustos, Banda Maguey, Sonora Cartagena

 

La entrada es gratuita, pues todos se presentan en el teatro del pueblo.

 

 

 

        5.    Concurso a la mejor piñata

concursos

Fuente imagen:  www.excelsior.com.mx

 

La Feria de la piñata es un evento, en que como su nombre lo dice, le rinde homenaje a esta artesanía mexicana. Ante ello, habitantes de las comunidades cercanas dedican meses a la elaboración de las piñatas de barro. Las cuales, competirán en un concurso en el que se premiará a la más grande y original.

 

La gran variedad de figuras y tamaños en la premiación es simplemente, ¡impresionante!

 

 

 

         6.    Comprar piñatas a buen precio

buen-precio

Fuente imagen: cdn.rotativo.com.mx

 

Al ser Acolman la capital de las piñatas, obviamente, encontrarás costos bajos en estas coloridas artesanías. Además, las encontrarás para todos los gustos y presupuestos.

 

Te recomendamos caminar por el centro de Acolman, ahí encontrarás piñatas de todos colores, formas, tamaños y a precios muy económicos. Lo que será importante, sobre todo, si te tocó llevar la piñata en tu posada o fiesta decembrina.

 

 

 

        7.    Asistir a una de sus tradicionales posadas

posadas

Fuente imagen: 1.bp.blogspot.com

 

Religiosamente, el inicio de las tradicionales posadas es el 16 de diciembre. Por lo que asistir del 17 al 20 de diciembre a la Feria de la piñata 2015, te da la oportunidad de quedarte a celebrar cuatro verdaderas posadas. Ya que Acolman también es cuna de las posadas.

 

La historia notifica que como parte de la evangelización que realizaron los agustinos con los antiguos habitantes de Acolman, encontraron algunas coincidencias calendáricas de sus tradiciones. Resulta que las fiestas consagradas a Huitzilopochtli, el Dios de la guerra caían entre el 7 y el 26 de diciembre, es decir, coincidían con la víspera de Navidad y la Noche Buena. Sin alterar la tradición local, a excepción del culto a Hutzilopochtli, los agustinos arraigaron la costumbre de las misas de “aguinaldo”, las cuales se enriquecieron y matizaron durante varios siglos, hasta convertirse en las tradicionales posadas.

 

Actualmente, y de manera especial, en las grandes ciudades, las tradicionales posadas son el pretexto para reuniones familiares o sociales, pero han sido prácticamente despojadas del sentido religioso que les dio origen. Sin embargo, en Acolman las posadas siguen siendo las mismas Sus sobrios muros, que vieron nacer esta colorida costumbre, siguen siendo el mejor escenario para éstas Conforme se acerca diciembre, la gente de Acolman se prepara para celebrar la Navidad como antaño: misas, rezos, “pedir posada”, pastorela, piñatas, verbena, cohetes, luz, color. Por ello, vale la pena que conozcas una de ellas.

 

 

 

        8.    Conocer el Templo y Ex Convento de San Agustín

templo-san-agustin

 

Si te animas a asistir a la Feria de la piñata. Puedes conocer el Templo y Ex Convento de San Agustín, una de las joyas más notables del siglo XVI, por la singularidad y el laborioso trabajo de sus detalles y construcción. Fue edificado por los frailes agustinos entre 1539 y 1560 siguiendo el prototipo de fortaleza, característico del siglo XVI.

 

La fachada principal es una de las muestras más representativas del arte plateresco de la época, por la belleza de sus columnas y de los detalles decorativos en el friso y en el arco de la puerta. En el interior de este recinto te sorprenderá la altura de sus muros; la nave conserva vestigios de algunos retablos barrocos del siglo XVII y XVIII, tallados en madera y estofados en hoja de oro, tienen una exuberante decoración vegetal, figuras de personajes celestiales y esculturas de angelitos. En el presbiterio verás interesantes muestras de pinturas murales con imágenes de santos, sacerdotes y papas agustinos.

 

 

 

 

        9.    Conocer el Museo Colonial de Acolman

museo

Fuente imagen: turistealocal.galeon.com

 

Dentro del Ex Convento de San Agustín, también tendrás la oportunidad de ingresar al Museo Colonial de Acolman, el cual está dividido en tres salas que dan una explicación detallada de la construcción de esta obra arquitectónica, de la vida de los monjes en el convento y del acervo de pinturas y objetos religiosos. }

 

Sin duda, la tercera sala es la más impactante debido a la riqueza artística que ahí puedes ver: objetos y muebles de uso religioso de distintos siglos; mantos, ajuares y vestimentas de uso eclesiástico; algunos bordados con hilos de oro y plata bajo la técnica del brocado en seda; hermosas esculturas de los siglos XVI al XIX, una de ellas hecha en pasta de caña y otras más talladas en madera estofada y policromada. Y por si esto fuera poco, hay pinturas al óleo sobre tela que representan las escenas del Paraíso y de la Pasión, y otras pinturas al óleo pero sobre lámina de cobre y lámina de cartón.

 

        10.  Conocer el Museo de Tepexpan

museo-tepexpan

 

Ya de regreso de tu visita a la Feria de la piñata 2015, así como del Ex Convento de San Agustín. Atrévete a visitar el museo del poblado de Tepexpan. Este afamado museo sobre la prehistoria se construyó en el sitio donde el doctor Helmut de Terra y el ingeniero Alberto R. Arellano, encontraron, en 1945, los restos fósiles del llamado “Hombre de Tepexpan”, que según las pruebas aplicadas, tiene más de 12,000 años de antigüedad. El museo además exhibe osamentas de mamut, rudimentos de sílex y obsidiana tallados.

 

¿Ya te animaste a ir a la Feria de la piñata 2015 en Acolman? ¡Te esperamos!

 

 

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter